• Muchos de los conflictos en una relación se dan por querer que la pareja piense, sienta, se exprese y actúe igual que nosotros; cuesta mucho aceptar las diferencias y es frecuente pasar gran parte de la relación tratando de convencer al otro de hacer las cosas a nuestra manera. Se llega al punto de no escuchar, de estancarse en la perspectiva personal, de defenderla y querer imponerla como si se tratara de una competencia. Por esta vía pueden llegar incluso a no sentirse amados; nos cuesta entender que el otro tiene su manera particular de expresar y de recibir el amor. Se pierde cada vez más la comunicación y también el respeto por la subjetividad del otro al querer dominarlo. Cada ser humano es un mundo con su propia historia y su manera única de interpretar el entorno y afrontar las situaciones de la vida diaria; nos construimos a base de las experiencias y las personas significativas en nuestra vida, estamos en constante reconstrucción. Estar en una relación implica conocer el mund
    Ver Más