lunes 10 de enero 2022

Nace un diario de prestigio

Edna Iturralde

-Estoy de acuerdo contigo- dijo ufano Carlos a su hermano César-. Me gusta el nombre: “El Comercio”. Suena muy bien. César sonrió con esa sonrisa amable que tenía. Eran los hermanos Mantilla Jácome que, visionarios como pocos, habían concebido la idea de publicar un diario. Luego de varias ideas de nombres que fueron desde “Últimas Noticias”, “La Prensa” y otros, se decidieron por el que sería conocido hasta nuestros días. Comenzaron en un pequeño taller donde tenían cinco tipógrafos, (el tipógrafo fue una máquina de escribir, inventada por William A. Burt, cuyo mecanismo se accionaba a mano para dejar una impresión de tinta impresa en papel), un armador de planos, un prensista que operaba una pequeña máquina manual y tres operarios. El sábado 6 de enero de 1906 nació EL COMERCIO en un tiraje de 500 ejemplares en cuatro páginas de formato estándar. Han transcurrido 116 años desde aquel día. Se fundó con los más altos estándares: ser un personaje de la historia ecuatoriana, indeleble impulsor de las realizaciones nacionales y defensor de la democracia y las libertades.