• lunes 12 de abril 2021
    Sombras nada más
    -¡Mira qué bien!, ahora podremos estar juntas un ratito. ¡Qué alegría! La luz de estas velas es perfecta. -Así es. Estoy de acuerdo. No nos engruesa ni nos enflaquece. Te veo sentada igual que yo, aunque a ratitos te levantas y te pierdes. No obstante, regresas y no cambias. -Me gusta volvernos a ver, amiga. Especialmente en este restaurante. Es pequeño y acogedor… -Sí. Y perdona que te interrumpa, pero en la claridad del sol a veces te ves deforme, querida. -Ah, ¿sí? Pues, tú también, querida. Además, a medio día huyes y no sé exactamente a dónde te vas. -Pues, tú también huyes y lo haces tan bien que desapareces como si te hubieras perdido. -Mmmm. Pensé que hoy no discutiríamos. No tenemos por qué. Mi vida es tan oscura como la tuya y nos viene bien relajarnos un poco, ¿verdad? -¿Relajarnos has dicho? Eso es imposible y tú lo sabes. Lo que pasa es que te quieres pasar de viva. Para poder relajarnos dependemos de otros. Solo la muerte nos relajará. -Está bien. Tienes razón. Pero ahora
    Ver Más
  • martes 23 de marzo 2021
    De la lectura y su importancia
    La lectura es una de las actividades más importantes y útiles que el ser humano realiza a lo largo de su vida. En primer lugar, la lectura, del mismo modo que todas las restantes actividades intelectuales, es una actividad exclusiva de los seres humanos, únicos seres vivos que han podido desarrollar un sistema intelectual y racional. En segundo lugar, esto quiere decir que la lectura nos hace únicos frente al resto de seres vivos. La lectura es una actividad que por lo general comienza a adquirirse, lentamente, desde temprana edad y se mantiene de por vida, es decir que no se pierde con el tiempo. La lectura es un hábito que se puede adquirir a cualquier edad, sin embargo, si se la obtiene en la niñez se aprovecha por más tiempo de una actividad que ayudará a desarrollar la inteligencia “emocional” que es la que logra que te lleves bien contigo mismo y con otros. Además, te enseña a decidir. Lo más importante, es que crea una postura de entendimiento, de enfoque, que influenciará cuand
    Ver Más
  • lunes 15 de marzo 2021
    De un proyecto genial
    Pocas veces me he encontrado con un proyecto tan genial. Se trata de la Fundación Arnuv (Acción rápida a la no violencia), que trabaja para erradicar la violencia hacia la mujer y bajar el alto índice de feminicidios en el país. Lo hacen con el rescate de canes en condición de calle o refugio, los que son adiestrados y donados para cuidar y proteger a mujeres víctimas de violencia de género. Es el proyecto Violeta. La Fundación Arnuv ha desarrollado un método científico y estratégico que permite donar a mujeres víctimas de violencia, canes de refugios que son adiestrados para aportar seguridad, asistencia, soporte terapéutico, psíquico y moral, que ayuda a salvar vidas. En cuanto al tiempo de respuesta que ofrece el proyecto Violeta es inmediato, ya que el can pasa la mayor parte del tiempo con la usuaria o al menos en las horas de más alto riesgo. Violeta ha recibido varios reconocimientos a nivel internacional; el último, por parte de la Universidad de Nueva Delhi, donde participaron
    Ver Más
  • jueves 11 de marzo 2021
    Cholanes en flor
    El cholán (Tecoma stans) es un árbol oriundo de Latinoamérica y ha estado en mi vida desde pequeña. Recuerdo que cuando muy niña caminaba por la Av. Colón con mi mamá y cómo me encantaba recoger las flores amarillas para colocarlas en mis pequeños dedos. Jugaba que tenía manos de hada y reíamos. Mi madre me había contado que el cholán era el árbol preferido de mi papá, a quien nunca conocí porque falleció en un accidente aéreo cuando yo tenía un año. Quizás por esa razón siempre me conmueve ver al árbol vestido de amarillo, quizás por eso el amarillo es mi color favorito, quizás por eso es que me pongo tan sentimental cuando camino bajo un sendero de cholanes en flor. Quizás esa es la razón por la que las lágrimas mojan mi teclado mientras escribo… Febrero fue su mes de floración y aún continúa. Con mi marido caminamos por el sendero de los cholanes en el chaquiñán de Cumbayá, y vuelvo a sentirme niña. Recogemos flores y, entre risas, trato de ponerlas en mis dedos. ¡Solo cubren mi uña
    Ver Más
  • lunes 25 de enero 2021
    La Luna y la serpiente
    Un eclipse lunar aterraba a los pueblos indígenas. Creían que una Amaru, una serpiente gigante, se estaba tragando a la Luna, y que, si la Luna moría, el cielo se desplomaría sobre ellos. Entonces, hacían mucha bulla para espantar a la serpiente celestial. Apenas una sombra empezaba a ocultar a la Luna, todos gritaban con voces agudas parecidas a aullidos. Las mujeres tocaban los ‘tinyas’, pequeños tambores, y los hombres soplaban los ‘pututus’, los caracoles marinos. Azuzaban a los perros para que ladraran y los niños asustados no necesitaban que los obligaran a llorar para lanzarse en verdaderos berrinches. Con la mirada puesta en el firmamento la gente rogaba: “¡Killa cuya mama! ¡Luna Reina Madre! ¡Mama Killa! ¡No desfallezcas! ¡Runay kiman! ¡La gente te necesita! ¡Aguanta, Mama Killa! ¡Aguanta!”. Hasta que todo quedaba en la mayor obscuridad. Entonces, gritaban con mayor angustia. Si la Luna había muerto, en cualquier momento los pedazos rotos del cielo caerían sobre sus cabezas. S
    Ver Más
  • lunes 04 de enero 2021
    De estrellas y caminos
    Dicen los científicos que la estrella que siguieron los Reyes Magos era una nova que explotó. Yo creo que fue la estrella que señaló el nacimiento de Jesús. De todas maneras, el cúmulo de estrellas en el firmamento va cambiando de posición a medida que la Tierra gira alrededor del Sol. Solamente hay una estrella fija que jamás cambia de lugar: la estrella Polar, en el hemisferio Norte. Esta estrella ha servido de guía a todos los navegantes y viajeros que se han aventurado por los océanos y caminos, (tras constelaciones tienen ese propósito en el hemisferio Sur, pero dependiendo de la época del año). Así mismo, Jesús es nuestra estrella que ilumina directamente nuestras almas. Ahora comenzamos un nuevo año. Hemos visto que muchos de nosotros, debido a nuestra fe, sobrevivimos a la difícil situación de la pandemia del año anterior. Yo les invito a mirar una estrella que jamás cambiará de lugar ni los dejará perderse, una estrella que es luz de amor, que nos da libre albedrío de seguir e
    Ver Más
  • lunes 14 de diciembre 2020
    De San Francisco y su idea
    Aquella mañana fría, Francisco subió al monte Lacerone. Desde allí se veía el paisaje invernal, y esto le recordó el frío que habrían pasado la Virgen y san José. Siguió caminando y encontró una cueva bastante espaciosa. “¿Sería así el lugar donde nuestro Salvador nació?”, pensó. Y en ese momento tuvo la más maravillosa inspiración: ¡representar el nacimiento! ¡Con un pesebre y una vaquita y un burrito! ¡La emoción que sintió fue tanta que bajó corriendo, como si tuviera alas en los pies, hacia la casa donde estaban los otros hermanos! Cuando llegó donde estaban reunidos, les dijo que les tendría una sorpresa para esa Nochebuena. No dijo nada más; sin embargo, creó una gran expectativa. Todos pensaron que tendría que ver con música de coros en la iglesia, porque en aquella época no se hacía el pesebre para celebrar el nacimiento de Jesús. Como a nadie se le había ocurrido, no podían imaginárselo y la sorpresa sería total. Pero sospecharon que no se trataría de algo dentro de la igles
    Ver Más
  • miércoles 04 de noviembre 2020
    Cuenca y recuerdos
    La última vez que estuve en Cuenca llovía. Yo miraba las gotas de lluvia resbalar por la ventana mientras esperaba a que me recogieran. Las gotas formaban hilos de agua que se unían y desunían en el vidrio. Agua. Recordé al río Tomebamba a cuyas orillas había caminado esa mañana. Un río que, junto con sus otros hermanos, Tarqui, Yanuncay y Machángara, han surcado la ciudad durante milenios. Profundos o ligeros, los ríos siempre están jugando con sus aguas, recorriendo Santa Ana de los Ríos de Cuenca, la ciudad de la literatura, los dulces, los sombreros de paja toquilla, los bordados, las joyas en filigrana, las artes en pintura, cuero y madera. Ciudad que tuvo otros nombres en otros lapsos de tiempo: Guapondelig, de los cañari, Tomebamba, de los incas y finalmente Cuenca en honor a la ciudad de Cuenca en España, cuna del virrey del Perú, Andrés Hurtado de Mendoza, quien envió a Gil Ramírez Dávalos a fundarla en 1557. Este 3 de noviembre se conmemora la independencia de Cuenca, en 1820
    Ver Más
  • lunes 19 de octubre 2020
    La división protectora de Quito
    Una vez independizado Guayaquil el 9 de Octubre de 1820, nombraron a León de Febres Cordero jefe superior de la provincia, pero este se negó a aceptar el cargo. Entonces nombraron una junta gubernativa que emitió un decreto convocando que, el siguiente mes, el 8 de noviembre, se conformara una junta suprema. Fue elegido presidente José Joaquín de Olmedo. En lo primero que pensaron los patriotas del 9 de Octubre, fue en extender la libertad al resto de los pueblos de la Sierra, para lo cual organizaron un ejército llamado División Protectora de Quito. Quito era el nombre general de nuestro territorio. Este ejército, formado por voluntarios de Guayaquil y muchos otros pueblos de la Costa, estaba al mando del capitán Luis de Urdaneta. El objetivo era salir en busca del enemigo español. Desde Las Peñas, el barrio más antiguo de la ciudad, la gente vio alejarse a la División Protectora de Quito, que llevaba la esperanza al resto de la patria. Pero en la llanura de Huachi se encontraron con
    Ver Más
  • viernes 11 de septiembre 2020
    De una carta de Teresa Panza a su marido
    “Tu carta recibí, Sancho mío de mi alma, y yo te prometo y juro como católica cristiana que no faltaron dos dedos para volverme loca de contento. Mira, hermano: cuando llegué a oír que eres gobernador, me pensé allí caer muerta de puro gozo, que ya sabes tú que dicen que así mata la alegría súbita, como el dolor grande. A Sanchica tu hija se le fueron las aguas sin sentirlo de puro contento. El vestido que me enviaste tenía delante, y los corales que me envió mi señora la duquesa al cuello, y las cartas en las manos, y el portador de ellas allí presente, y, con todo eso, creía y pensaba que todo era un sueño… porque ¿quién podía pensar que un pastor de cabras había de venir a ser gobernador de ínsulas?... decía mi madre que era menester vivir mucho par ver mucho... Mi señora duquesa te dirá el deseo que tengo de ir a la corte: mírate en ellos y avísame de tu gusto, que yo procuraré honrarte en ella andando en coche. El cura, el barbero, y bachiller y aún el sacristán no pueden creer qu
    Ver Más